Tu no tienes guitmo

jueves, septiembre 29, 2005

Apelando que es gerundio

El 'caso Messi' es la demostración palpable de que esta directiva, la del Fútbol Club Barcelona, no las tiene todas consigo a la hora de hacernos olvidar la era anterior. Hablando en plata: no se puede cagar más. La nacionalidad española expedida en tiempo record ha provocado que exista una quemazón entre todos los equipos de la Liga que puede llevar a punto muerto las buenas relaciones que la directiva del club blaugrana tenía con casi todos los equipos (y recuerden el caso del Espanyol de este verano)... En el AS de hoy Laporta afirma que los papeles de la nacionalización comenzaron a moverse en noviembre de 2004, algo que no casa mucho con las continúas declaraciones del padre de la pulguita argentina quejándose (hasta hace bien poco) de que la directiva no estaba moviendo los papeles para pedir la nacionalidad española al niño. En este caso, y más allá de los colores de cada uno, se impone la cordura imparcial. Mientras 300 inmigrantes se lanzaban contra las vallas de Ceuta la pasada noche (en un intento desesperado de cruzar la fronteras con cuatro muertos, hasta ahora, por asfixia), aquí se bate el record conceder la nacionalidad (si no nos creemos las declaraciones de Laporta) en bien del fútbol español... Me huele a falso... que quieren que les diga, una cagada más de esa nueva era Laporta (la primera fue no hacer las paces con Sandro, un hombre que podría habe traído a Julio Baptista al Barça).

En este punto estoy completamente de acuerdo con Tomás Guasch y su columna de opinión del As... si hay dudas, que se apele, cosa que el Zaragoza se está planteando seriamente.

"Lo de Messi es fraude de ley, y si no lo es lo parece mucho. Luego puede ser recurrible y hasta ganable. Esto no es si un árbitro pitó antes o después esto es colar en la competición profesional un jugador sin licencia ídem. Lo explicamos cuando empezó el baile y ayer Javier Tebas (LFP) deslizó esta posibilidad en Barcelona. La situación es esta: el Barça inscribió el 31 de agosto como juvenil a un jugador que, al ser extranjero, no le cabía como profesional en su primera plantilla, cuyo cupo de tres estaba lleno. Pero en el ánimo del club no estuvo nunca la intención de que Messi disputara la Liga Juvenil ni con el filial, para lo que le sacó licencia. De pronto, Messi obtuvo el pasaporte exprés para ser español, pero la licencia sigue siendo la misma: la de un juvenil que es internacional absoluto por Argentina, que cobra tres millones este curso y firmó por ocho más.
Es un caso en el que lo único cierto es que al Zaragoza le espera un Barça con tres extranjeros y Messi, un juvenil internacional de un país extranjero... con ficha no profesional. Yo de Soláns, apelaría. Vivir pensando que te están tomando el pelo no es bueno...".