Tu no tienes guitmo

jueves, septiembre 22, 2005

Crisis? What crisis?

Cuando el FCB perdió contra el Betis en el Camp Nou, arguyeron que los tres goles de ventaja del partido de ida habían producido un malicioso (por excesivo) pero en absoluto preocupante estado de relajación en los jugadores.
Cuando el FCB empató a cero en Mendizorroza, recitaron aquello de que cuando la pelota no quiere... y tan panchos, porque a fin de cuentas se trataba tan solo de la primera jornada de Liga.
Cuando el FCB ganó por 0-2 al Werder Bremen, pese al recital de (t)errores defensivos cometidos durante la primera parte, se habló de un equipo maduro que sabía atacar cuando tocaba atacar y que había sabido sufrir cuando había tocado sufrir, que los alemanes son muy impetuosos y Europa no perdona y hay que contemporizar para que no se repita lo de Stamford Bridge del año pasado...
A continuación, el FCB se dejó remontar un 0-1 frente al Atlético de Madrid y pringó en el Manzanares.
Acto seguido, el FCB empató de refilón, en casa y ante el Valencia, cortesía de una cantada del esquizofrénico portero rival.
Y cada vez resta menos terreno para la excusa.

Así que admitámoslo de una vez: este equipo no es el de la temporada pasada. De hecho, este equipo acabó la temporada pasada sin ser el equipo de la temporada pasada ("cansancio", les justificaron). Y la clave, a juicio de este viejo capitán, apunta directamente a Edmilson.

Edmilson es un espléndido jugador que...
a) no acostumbrado al puesto de central, compromete seriamente al equipo con sus salidas con el balón controlado (en efecto, él perdió la pelota que dio inicio a la jugada del segundo gol del Atleti el domingo pasado);
b) por delante de la defensa, tapona el despliegue de Márquez e impide que el mexicano lance su virtuoso pase en largo;
c) en esa misma posición, obliga a que Deco juegue diez o quince metros más avanzado de lo que solía, lo cual, a su vez...
c1) deja a Xavi desguarnecido;
c2) impide al luso-portugués llegar a tiempo a la hora de ejercer una correcta presión en campo contrario (no es de extrañar que vaya a tarjeta amarilla por partido: ¡siempre mete el pie tarde!);
c3) colapsa la línea de tres cuartos, donde Ronaldinho y Eto'o encuentran cada vez menos espacios.

Desactivada la primera línea de presión, histérico-fallona la última línea de defensa, el FCB es un pelele a merced de los elementos. Una escuadra en crisis, ni más ni menos.

2 Comments:

  • No me parece tanto un problema de Edmilson (jugador notable donde los haya), sinó de estúpidos inventos del amigo de Bob Marley como poner a Oleguer de lateral y sentar a Belleti, no haber fichado un central como Milito, pensar que Valdés puede ser el Anti-Casillas (¡Por favor, el del chicle no le llega ni a las uñas de los pinreles al salvador de los merengones!), seguir encumbrando a Xavi (¿Donde estabas cuando tanto yo te necesité?), o tener la peor delantera de los grandes de Europa (la comparación de los delanteros suplentes de Milan o Chelsea con la del Barça es extremadamente cruel, por mucho que un servidor sea otro abducido más por ese extraño fenómeno sociológico que es Henrik Larsson). ¿Y donde vamos, fichando a Ezquerro, que con 28 años no juega en la selección?
    Aún así, si se entonan un poco, no acabo de ver ningún equipo en España que pueda hacer sombra al Barça (Europa ya es otro cantar...)

    By Blogger desorden, at 9:29 p. m.  

  • El secreto es la solidaridad. Hoy día cada uno va a su bola. Eto'o está empeñado en conseguir el pichichi antes de comer turrón, Ronaldinho se está relamiendo del contrato que recién firmó y que le reportará grandes beneficios, Valdés está encantado con el botón de rewind de su DVD viendo una y otra vez el careto de chulo*utas que tiene tras cada una de sus paradas (que por cierto, las puedo contar con los dedos de una mano desde que empezó la temporada), Rijkaard se está dejando el pelo largo y sus bucles capilares le tapan la visión de forma que e incapaz de ver dónde se encuentran los errores. Y así hasta el utillero.
    Deseo que paren de hurgar en sus ombligos y que se dejen de extraer bolitas de tejido sintético de ellos para dedicarse a sudar y correr, luchar y ganar. Y es que el Barça no ganó el título el año pasado por su calidad individual, sino que lo hizo como un equipo. Hay un sinfín de escuadras capaces de dar un baño a los blaugrana si éstos no se dan cuenta de la realidad. Y ésta no es otra que el sufrimiento dentro del campo lleva a la victoria final.

    By Blogger alexis krmpotic, at 7:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home