Tu no tienes guitmo

jueves, septiembre 15, 2005

Them Bloody Rascals!

Quizá Hatch no lo recuerde, fue allá por 1943, cuando el equipo comenzaba a tomar forma. En nuestras filas había un muchacho rubicundo, pequeño pero batallador, de muslos gruesos y piernas más propias de los establos de Ascot que de un terreno de juego, que respondía al nombre de Stuart O’Willoby. Incluso sin tomarse el té de las cinco (la gentileza germana nos permitía en aquel momento utilizar cada bolsita solo tres veces, y los muchachos se sentían hasta las cejas de teína), Stu era una fuerza de la naturaleza. Pero se perdía con más facilidad que la Reina buscando los lavabos de Buckingham. El caso es que, en cierta ocasión, uno de los oficiales encargados del recuento nocturno le indicó, con las maneras prusianas de siempre, que tomara su sitio en la agrupación. Y el bueno de Stu, el rostro morado de rabia y una mirada más propia del despanzurrador de Whitechapel que de un soldado de Su Graciosa Majestad, escupió a los pies del nazi.

No pude evitar acordarme de Stu anoche, tras ver cómo Wayne Rooney se ganaba la expulsión por aplaudir una decisión de Kim Nielsen en los propios morros del trencilla. De hecho, me encontré gritando ante el televisor lo mismo que clamé aquel triste atardecer de 1943: “¡Eso no es ironía, muchacho! ¡Eso no es ironía!”. Pero qué tipo, aquel Stuart O’Willoby… Humillado por el mal rato que nos había hecho pasar, pese al agujero que la Luger había dejado en cada uno de sus pies, se lanzó a dar seis vueltas al campo de juego. De rodillas.

Bloody Rooney tiene aún mucho que aprender…

4 Comments:

  • ¿O'Willoby? ¿El que nos vendía los cigarrillos que fabricaba con colillas que encontraba en el suelo, hierbajos de la zona de alambradas y papel de water? Aún le debo unos calcetines nuevos por la última remesa de diez cilindrines... Por cierto, Rooney tiene más mentón que una campesina de la Alemania del Este. Entre eso y la mirada de loco, mi pregunta es: ¿Qué le echarán en el rancho?

    By Blogger Capt. Robert Hatch, at 2:50 p. m.  

  • Pues como palmero en algún tablao para guiris le veo futuro al chaval...

    By Blogger desorden, at 4:43 p. m.  

  • Pregunte mejor qué le echarán en la bebida, Hatch.
    Y, Desorden, ¿usted ha visto cómo se comportan los guiris de las islas en los tablaos? Por favor, Rooney tiene muchísima más clase: si hasta hizo coincidir la palma diestra con la palma siniestra ¡¡en dos ocasiones!!

    By Blogger mjk, at 3:28 a. m.  

  • Eso es cierto, mjk. Y hay que admitirle que, aunque cafre, el brutote este también tiene 'calidades', que diría el maestro del tulipán en el trasero...

    By Blogger desorden, at 4:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home