Tu no tienes guitmo

miércoles, septiembre 21, 2005

Víctor, el perfecto

"Víctor Valdés busca la perfección" leíamos ayer en El País horas antes del Barcelona - Valencia. Y por las enaguas de Lady Di que el chaval la ha alcanzado. Porque anoche, en el Camp Nou, cuando corría el minuto 6 de la segunda parte del match, el Gato Empanado de L'Hospitalet logró batir el récord mundial de mascamiento de un mismo chicle, hasta la fecha en posesión de la norteamericana Violet Beauregarde, gracias a un movimiento mandibular que se ha prolongado a lo largo y ancho de tres meses, veintidós días, catorce horas, treinta y nueve minutos y dos segundos.


Una lástima que los periódicos de hoy hayan preferido centrarse en cierto error del cancerbero (que derivó en el segundo tanto del equipo visitante) antes que en la relación de tan gloriosa gesta, hito que sin duda permanecerá en la memoria del buen aficionado por los tiempos de los tiempos.

4 Comments:

  • Yo, que no puedo hablar de fútbol, y al parecer ni verlo ni jugarlo (vale, la última vez que me dijeron de jugar me olvidé por completo!) reivindico el oficio de cancerbero. Declaro mi poca simpatía hacia Valdés (falta humildad para ponerse bajo los palos) y abogo por la figura del centrocampista-ordeno-y-mando que tan bien ejercía Guardiola.

    By Anonymous El central de al lado de Abelardo, at 1:49 a. m.  

  • Calificar a Valdés de portero me parece, cuanto menos, un ataque de generosidad excelsa por parte del que así le describa. Vulgar chulopiscinas con coeficiente intelectual de un mandril me parecería más apropiado...

    By Blogger desorden, at 9:18 p. m.  

  • Al César lo que es del César: tiene unos reflejos dignos de Batman. Lástima que en los partidos importantes opte por colgarse boca abajo en su cueva mientras le llueven los goles.

    By Blogger Captain John Colby, at 2:26 a. m.  

  • ¡¡Valdés es un tío muy poco inteligente!! ¿ Es que acaso no ha visto el anuncio de Amstel? Ése donde un doble de un joven Cruyff marca el gol de la victoria gracias a la gran cantidad de laca que lleva en la cabeza y que hace que el balón se quede pegado al cabello.
    Pues un "último avance científico" demuestra que las gomas de mascar tienen un alto poder pegajoso y que podrían ser útiles a la hora de evitar que el balón entre en el arco una vez habiendo rebotado en la parte trasera de la bota de un jugador rival...GGRRRRR!!
    Debería aprender de Spiderman y aprender a tejer una tela de chicle que cubriese toda la portería. Entonces, y sólo entonces, tendría toda la razón del mundo en poner esa cara de chuloputas.

    By Blogger alexis krmpotic, at 7:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home